615 713 414 info@redactora.net

Con los conocimientos que tú tienes, junto con aquello que te dicen tus clientes o lo que otros cuentan sobre tu sector, tienes gran parte de tus contenidos definidos. En este post te explico mi método en 3 pasos. A partir de ahora, crear tu calendario editorial será pan comido

Crear tu calendario editorial es mucho más sencillo de lo que piensas

12 años. Más de una década dedicada a la creación de contenidos escritos y cientos de artículos a mis espaldas. Artículos de temáticas muy variadas (especialmente durante los años en los que trabajé por cuenta ajena en una agencia de comunicación) y para medios tanto tradicionales como digitales. A esto hay que sumar los 4 anteriores, creando contenido para magazines de radio e informativos en el mismo medio. Porque sí, para la radio también se crea contenido, aunque luego quede todo reducido al audio (o la mayoría).

En resumen, 16 años en los que he visto cómo la forma de comunicar y de crear contenidos iba cambiando o, más bien, cómo los lectores u oyentes de los mismos iban cambiando la forma de consumirlos. Una larga experiencia que me ha enseñado 2 cosas básicas: la primera, que sin estrategia nada tiene sentido y, la segunda, que es esencial crear contenido para tu público objetivo y no para tu grupo de amigos.

Está claro que la experiencia es un grado y que me cuesta mucho menos planificar esos contenidos y escribirlos, que hace 16 años (salvo el día que tengo espeso…), pero también sé que siguiendo unos sencillos pasos, tú también puedes hacerlo en menos de lo que piensas. Y es lo que hoy quiero contarte: mi método para crear el calendario de contenidos de tu negocio. ¿Me acompañas?

Pasos previos a la planificación de contenidos

Estoy segura de que esta parte la tienes más que definida, pero como nunca está de más repasar las bases de nuestro negocio, vamos a empezar por los cimientos; es decir, por los tres puntos que hay que tener en cuenta antes de lanzarse de lleno a la creación del calendario editorial:

Escuchar a tus clientes y estar atento a la actualidad, te ayudan a crear tu calendario editorial Clic para tuitear
  • Define bien tu público objetivo: sé que esto te lo repiten hasta en la sopa, pero es que es vital tenerlo en cuenta, no sólo a la hora de planificar los temas sobre los que vas a hablar, sino la manera en la que te vas a expresar en ellos. Ya sabes que a todo el mundo no vas a gustarle, así que piensa bien a quién beneficia el producto o servicio que vendes y sé muy honesto a la hora de hacerlo.
  • Con qué objetivo vas a crear ese contenido: porque crear contenido por el mero hecho de que «hay que hacerlo» no te va a aportar nada, ni a tu comunidad ni a ti, todo aquello que crees tiene que tener un objetivo. El mismo puede ser informativo, es decir, que aporte valor a tus clientes o, de venta, en el que te centrarás en vender un servicio o producto. En este último caso, mi recomendación es que lo hagas de una manera persuasiva, mediante técnicas de copywriting y sin olvidar que es a tu cliente a quien tienes que conquistar, no a tu ego. Pero de esto ya hablaré contigo en próximas entradas del blog.
  • Para qué canal: blog, YouTube, un podcast o la combinación de los tres. ¿Por qué no? Lo más importante es que sea un formato que tus clientes tengan la costumbre de consumir y en el que tú te sientas cómodo o, al menos, no te importe estar. Y aquí, déjame que te dé tres recomendaciones:
    • La primera, si tus clientes suelen consumir blogs, pero no se te da bien escribir o no tienes tiempo, delega esta parte de tus tareas a un profesional que lo pueda hacer por ti.
    • En segundo lugar, comprométete con tus seguidores: si tu intención es crear una pieza a la semana – sea en formato, texto o audio-, hazlo. De esta manera generas costumbre en ellos y también contribuyes a que el algoritmo se ponga de tu lado.
    • Por último, si optas por hacer podcast o vídeo, no te olvides de añadir una descripción de lo que tus oyentes o espectadores se van a encontrar. Además de resultarles de utilidad a ellos, utilizando las palabras clave correctas, también ayudas al algoritmo y tú sabes tan bien como yo que eso es muy importante. Además, también puedes aprovechar ese espacio para poner enlaces a tus redes, productos o a aquello que menciones en el podcast o vídeo.

Tu calendario editorial en tres pasos

Sólo tienes que seguir tres pasos para crear tu calendario editorial

Y, ahora sí, ha llegado la hora de la verdad. Esa que tanto te horrorizaba hasta ahora y que, te aseguro, va a ser pan comido en cuanto le cojas «el tranquillo» al sencillo método que a continuación te voy a mostrar y que yo misma utilizo para crear tanto el calendario editorial de mis clientes, como el mío.

Lleva siempre contigo algo con lo que escribir. Nunca se sabe cuándo te van a dar una buena idea para tus contenidos Clic para tuitear
  1. Lluvia de ideas (o brainstorming, que me gusta más en castellano?): ¿sabes qué es lo que nunca falta en mi bolso (además de trastos de mis hijos)? Algo con lo que poder escribir. De esta manera, cuando una idea me viene a la cabeza (o me la dan, ahora te cuento), la puedo anotar y así no se me olvida. En mi caso, soy muy analógica para estas cosas, así que siempre tengo una libreta y un lápiz o bolígrafo a mano, pero si lo prefieres, seguro que siempre llevas el móvil encima, así que te dejo elegir el medio que más te guste. Y, ahora me dirás, ¿de dónde sacas las ideas? Pues tengo, principalmente, tres fuentes con las que hago mi lluvia de ideas, igual que lo puedes hacer tú:
    1. Clientes: ya sea a través de lo que te cuentan en tus redes sociales, en los comentarios que dejas en el contenido que creas, cuando llegan a tu tienda física o te consultan por email. ¡Es una fuente de oro todo lo que te cuentan! Por eso es importante tener bien abiertos los ojos, las orejas y la mente. Anota aquello por lo que te preguntan, sus dudas, qué se puede hacer con los productos que vendes y que les puede servir a ellos. ¡No te imaginas la cantidad de ideas que puedes extraer de todo esto!
    2. Tus conocimientos: la experiencia es un grado, ya lo he dicho al comienzo de este artículo, por eso tú dominas los temas que rodean a tu sector y puedes hablar de ellos a tus clientes a través del contenido que creas. Ahora mismo, estás leyendo un artículo sobre algo que yo llevo años haciendo, que es un servicio que ofrezco y que a ti te beneficia. Se trata de que hagas lo mismo con tu caso particular.
    3. Otros: consulta blogs de la competencia o escritos en otros idiomas; investiga qué se pregunta en esos comentarios; ten en cuenta los días nacionales e internacionales relacionados con tu actividad o aquellos que desees destacar; lee la prensa, no sabes la cantidad de ideas que te pueden venir a la cabeza de un simple vistazo y pregunta, pregunta mucho. Tanto si vendes productos como servicios, puedes preguntar a tus amigos o familiares (aquellos que sepas que van a ser sinceros contigo) qué opinan de ellos, si los comprarían, si hay algo que no les gusta, si tienen dudas, etc
  2. Recopila toda la información: parece el trabajo más sencillo, pero, en realidad, es el momento de catalogar todo aquello que has anotado y de valorar si, realmente, esa idea que has apuntado tiene o no cabida en tu calendario editorial, si va a aportar algo o no a tus clientes y si, de verdad, tiene «sustancia» como para escribir un artículo, crear un vídeo o un episodio de podcast. A partir de ahí, mi recomendación es que dividas esas ideas en dos bloques: contenidos informativos y contenidos orientados a la venta (¡ojo! No tienen por qué ser de venta brusca, pero que su objetivo principal sea ese) y que le des a cada uno de ellos un título (no tiene por qué ser el definitivo).
  3. Crea tu calendario: con todos los temas que has apuntado en el punto anterior, ya sólo te queda distribuirlos en tu calendario, en función de los objetivos que te hayas marcado. Por ejemplo, los jueves, publicación de un artículo en el blog (ten en cuenta que es publicación y que, por tanto, es muy recomendable hacerlo antes, para evitar que te «pille el carrito del helado», como dicen en mi pueblo); los viernes, un post sobre ese artículo en facebook; el lunes siguiente, un stories en Instagram, explicando algo sobre ese post y, así, sucesivamente. Recuerda:
    1. De un artículo, vídeo o episodio de podcast se pueden extraer varias ideas. Por tanto, puedes enlazar a tus redes el mismo trabajo, en diferentes días, con distintas ideas y fotografías.
    2. El calendario se tiene que adaptar a tu realidad. Como ya te he dicho antes, es más importante que te comprometas a crear contenido, por ejemplo, una vez a la semana, que publicar durante una semana todos los días y luego no volver a hacerlo en semanas. Es perjudicial para tu imagen de cara a tus clientes y también a la hora de conquistar el algoritmo.

Consejos extra a la hora de crear contenido

Pues…¡ya está! Ya sabes cómo hacer un calendario editorial o de contenidos de manera sencilla y sin morir en el intento. Te recomiendo que comiences a probarlo lo antes posible, porque estoy segura de que te va a funcionar tan bien como a mí (me encantará que me lo cuentes a través de mis redes o en los comentarios del blog).

Un último consejo antes de despedirme hasta el próximo post:

  • Haz un pequeño esquema de cada tema: porque esto te ayudará a ser más rápido a la hora de redactar contenido. No es necesario que sea el definitivo, pero te resultará muy útil para evitar el famoso miedo al papel en blanco, una vez te pongas a escribirlo o grabarlo.
  • Adelántate: ya sabes que siempre pueden surgir imprevistos (es algo muy habitual en la vida del autónomo, mucho más si tienes cargas familiares a tus espaldas), así que siempre que puedas, en lugar de crear un sólo artículo, vídeo o episodio de podcast, haz dos o tres de una sentada. En realidad, se trata de reservar uno o dos días para crear todo el contenido programado del mes (salvo que seas de los valientes que publica a diario).
  • Disfruta: aunque te parezca que el marketing de contenidos es algo ajeno de tu negocio, es una pieza clave en tu estrategia de ventas. Es una manera orgánica y natural de llegar a tu público, que éste agradece sobremanera y que te ayuda a posicionarte como experto y persona/empresa de confianza. Así que disfruta mientras lo hagas. Si de verdad no lo vas a hacer, procura delegar esa parte de tu negocio. Se nota mucho cuando algo está hecho con cariño, créeme.

Esto es todo por hoy. Espero haberte sido de utilidad. Me encantará saber si te has quedado con dudas o si crees que es un artículo muy completo. Pero, sobre todo, lo que me gustaría saber es si lo vas a aplicar y, de hacerlo, cómo te va. ¡Te espero en comentarios!

1
Hola
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by