d201d751d8238b8458603c0f70c8e17c
615 713 414 info@redactora.net

Hacía mucho tiempo que las tenía en la recámara de mi mente. También hacía algunos meses que estaban en mis archivos y hoy, 21 de mayo, por fin salen a la luz las plantillas de calendario editorial que he creado para ti. Sí, para que tú puedas empezar a darle vida a tu blog con foco y diciéndole adiós al síndrome de la página en blanco

 

2018. Ese fue el primer año que impartí un curso sobre cómo redactar contenidos para blog. Era un curso para personas que habían emprendido y que querían empezar a utilizar el blog como herramienta de comunicación. Tengo que decir que tengo muy buenos recuerdos del mismo. Tuve la suerte de tener alumnos con unas ganas tremendas de aprender.

Desde entonces, han sido varias las ocasiones que, en formatos más cortos o largos, he impartido ese curso. Un curso que he ido ampliando, corrigiendo y mejorando a medida que yo también me seguía formando y adquiría nuevos conocimientos que ponía en práctica en los blogs de mis clientes. 

Porque sí, yo soy de las que considera que alguien no puede formar a otras personas,  si no lo ha vivido antes en sus propias carnes ese proceso, así que solo formo y asesoro a otros profesionales en aquello que tengo experiencia. Y, precisamente, la experiencia es la que siempre me ha llevado a la misma conclusión: los alumnos tiene miedo de no saber sobre qué escribir en sus blogs.

Esto hace que se paralicen, que empiecen a crear listados, puede que, incluso, lleguen a crear algún artículo, pero todo se quede en eso: en un intento. Y no, nunca es por falta de tiempo (aunque es la excusa que todos nos ponemos): es por miedo. Miedo a quedarse en blanco, a escribir de temas que otros ya han escrito y que el de ellos sea peor.

¿Peor? Sí, eso es lo que me suelen decir. Pero lo que esos alumnos no saben (al menos, no hasta que comprueban que se equivocan) es que nadie va a escribir como lo hacen ellos; nadie va a tener su misma experiencia; nadie va a expresarse como lo hacen ellos y esto ya es un punto de diferenciación claro.

Lo segundo que me ha enseñado la experiencia es que a esos alumnos les falta foco y estrategia a la hora de crear sus contenidos de blog. Por esta razón no son capaces de sacar más de 5, 6 o 10 temas a lo sumo y, a partir de ahí, se quedan paralizados.

¿Te has sentido identificado? Es muy probable que sí. Por eso, hace algún tiempo decidí crear unas plantillas para que, trabajadas con el que yo he llamado el Método Fluye, puedas, por un lado, tener siempre temas en la recámara sobre los que escribir y, en segundo lugar, sepas cómo redactarlos, para que no te quedes en blanco al ponerte delante del ordenador a escribirlos.

Método fluye: 5 herramientas, 4 pasos, 1 calendario editorial

Te confieso que esto de los métodos no es algo que vaya mucho conmigo, pero también he comprobado que hay personas que necesitan seguir unos pasos muy concretos, al menos al principio, para echar a volar. Por eso lo de explicar el método que yo sigo, pero sin darme cuenta. Es como cuando aprendes conducir o un nuevo baile: al principio vas controlando todos los pasos y luego lo haces sin pensar.

Esto es lo que me pasa a mí ahora que llevo escribiendo contenidos para blog desde 2008 (antes lo hacía solo para medios de comunicación off line; prensa escrita diaria y revistas especializadas, principalmente): lo hago sin pensar, pero siempre de la misma manera. Así que el mejor nombre que le podía poner en homenaje a lo que siento era fluye, método fluye.

¿En qué consiste? Por un lado, necesitas utilizar estas 5 herramientas gratuitas:

  1. Mente abierta: para que puedas estar alerta de todas las señales que recibes. Al principio te costará, pero luego…vas a sacar ideas para blog hasta de las conversaciones entre amigos; créeme.
  2. Escucha activa: tenemos la costumbre de hablar mucho, de oír, pero escuchar… Eso ya nos cuesta más. Necesito que lo hagas para que puedas captar nuevas ideas, pero, sobre todo, para que escuchen lo que tus clientes o potenciales clientes te están pidiendo a gritos, aunque tú no lo sepas.
  3. Curiosidad: esto es algo que, yo siempre digo, todo buen periodista tiene que tener de base. Puede que tú no lo seas, pero seguro que tienes curiosidad por saber en qué puedes ayudar a tus clientes. Este es el primer paso.
  4. Algo con lo que escribir: me da lo mismo si utilizas bolígrafos de colores, un lápiz o que prefieras escribir directamente en un dispositivo electrónico, pero es importante que siempre tengas a mano algo con lo que escribir, porque nunca sabes cuándo o dónde vas a escuchar algo que te va a dar una idea para crear un buen contenido para tu blog.
  5. Plantillas de calendario editorial: estas te las regalo yo. Solo tienes que entrar en mi página de regalo de plantillas para calendario editorial gratuitas y en un par de clics las tienes contigo.

¿Ya tienes todas las herramientas contigo? Ahora solo tienes que seguir estos 4 pasos para crear contenidos para tu calendario editorial:

  1. Paso 1: bajar ideas a tierra. O lo que es lo mismo, hacer la famosa “lluvia de ideas”. Esto lo podrás hacer en la primera parte de las plantillas que te regalo. Con responder a las preguntas que te hago será suficiente. No le des muchas vueltas. Primero son ideas, luego serán contenidos. Déjate llevar y fluye.
  2. Paso 2: convierte las ideas en temáticas de blog. Ordenarlas por temáticas, crear una estructura base, añadir ideas clave y poner los enlaces de interés, así como los recursos a emplear. Todo esto lo explico mejor en el “Curso de creación y difusión de contenidos estratégicos para blog“, pero ahí tienes una base para empezar a utilizar estas plantillas y tener ya listos tus primeros contenidos. Una recomendación: ten siempre en mente a tu cliente ideal. Sé que es algo básico, pero es lo primero que se olvida y nos centramos en crear contenidos de interés para nosotros, pero no para nuestro cliente. ¡GRAN ERROR!
  3. Paso 3. Organizar el calendario por semanas: para tener, en menos de lo que canta un gallo, todos los temas que vas a redactar en los próximos meses. Créeme, cuando tienes la parte del cliente y de la estrategia claras, esto es lo más fácil.
  4. Paso 4. Ya puedes empezar a redactar tus contenidos con una base más que sólida para no quedarte en blanco cuando vayas a escribir.

Beneficios de las plantillas gratuitas de calendario editorial

Como te he dicho antes, creo que todos tenemos que interiorizar nuestro propio método. Pero si necesitas ese primer empujón para adquirirlo, estas plantillas que he preparado para ti, te van a ayudar a:

  • Terminar con el síndrome de la página en blanco: porque vas a ir directa al grano; vas a saber de lo que vas a hablar y cómo enfocarlo, siempre desde tu esencia.
  • Vas a ahorrar tiempo: porque ya vas a tener mucho trabajo adelantado.
  • Vas a tener contenidos con foco: y no te vas a ir por las ramas, algo que tus lectores también van a agradecer.
  • Vas a fluir: porque vas a tener la tranquilidad de que tienes temas de sobra para escribir, cómo los quieres escribir y teniendo en cuenta que son temas que a tus clientes les interesan.

Descarga ahora tus plantillas de calendario editorial gratuitas y cuéntame qué te parecen. Me encantará que me escribas para contarme qué te parecen.

Abrir chat
1
Powered by Join.chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?